Las mafias no son sólo una de las pocas fábricas que todavía tienen capacidad para contratar, sino que, en Italia, son el primer banco. En no pocos lugares son ya una competencia directa al estado como proveedor de bienestar.


Leave a Reply

Your email address will not be published.

%d bloggers like this: